peluquerias organicas
Si te gusta comparte......Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las peluquerías orgánicas se han convertido en íconos de la cosmética capilar natural y ecoló- gica, libre de amoníaco, formol, parabenos, sulfatos y siliconas, entre otros. Este modelo de negocio está siendo un boom en Asia, Europa, Estados Unidos y algunos países de América Latina. Estas  peluquerías orgánicas empezaron a surgir para cubrir las necesidades de un consumidor que pedía productos capilares desarrollados con insumos naturales pero respaldados por una formulación más efectiva. La cosmética orgánica, menos agresiva con el cabello, ha sido elaborada a base de frutas, flores y plantas e incluye ingredientes como aceites purificantes, por ejemplo de arroz o de ricino y queratina de procedencia vegetal. Varios salones ofrecen tratamientos convencionales en versión orgánica, y se prevé que el mercado de cosmética orgánica se incrementará a un ritmo importante, como anuncia la consultora internacional Credence Research. El segmento de los champuses, con más del 35% de las ventas actualmente, registrará el crecimiento más destacado. Aunque los cosméticos orgánicos tardan más que los tradicionales en proporcionar los efectos esperados, esto no preocupa a sus seguidores, ya que lo más importante es evitar cualquier contacto con químicos que provoquen posibles efectos nocivos. La concientización sobre los beneficios de los cosméticos orgánicos es parecida a la de la alimentación. Las peluquerías orgánicas es un nuevo modelo de negocio que contribuye a cuidar nuestra belleza, el medio ambiente y seguir innovando. Cosmética natural y orgánica Muchas veces el consumidor es engañado por falsas apariencias o indicaciones en los estuches de los productos cosméticos.

Suelen aparecer imágenes de plantas y flores pero no aclaran que esos ingredientes no están puros en su formulación, sino que son mezclados con emulsiones y colorantes químicos. Así logran causar la impresión de un producto “natural” pese a que el resto de los componentes no lo sean. Y en la mayoría de los casos las “mini cantidades” de sustancias naturales se pierden en un mar de químicos. Esta práctica de ciertas compañías de darle un giro a la presentación de sus productos para hacerlos ver como cuidadosos del medio ambiente es denominada “greenwashing”. Se considera una técnica engañosa, dado que es un cambio de forma pero no de fondo. Para no ser engañados tenemos que aprender a leer los ingredientes, que son obligatorios incluir en todos los productos cosméticos. Si buscamos en el estuche la sigla INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients) podremos examinar rápidamente los componentes. NATRUE fue fundado en 2007 por pioneros de la cosmética natural como sello europeo para la cosmética natural y orgánica. Aproximadamente 1300 productos han sido certificados desde entonces. Los estándares de calidad se basan en las recomendaciones del Consejo de Europa.

Aprovechamos para indicaros que siempre tengáis el cabello bien hidratado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *